La Audiencia de Barcelona en una reciente sentencia ha condenado a una empresa por dos delitos contra la Hacienda Pública, en grado de tentativa, a las penas de multa de 60.000 euros por cada delito e inhabilitación especial para obtener subvenciones y ayudas públicas y gozar de beneficios e incentivos fiscales por un plazo de 1 año y 6 meses. Además la compañía condenada deberá asumir 30% de las costas procesales, incluyendo en el mismo porcentaje las de la acusación particular.

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.