En la CNMV han saltado las alarmas. El 3 de enero de 2018 se acerca y trae una novedad normativa importante. Ese día toda persona jurídica (es decir, empresas, entidades e instituciones) que quieran operar en el mercado deberá contar con un Identificador de Entidad Legal (LEI), una especie de DNI financiero europeo. A día de hoy son pocas las empresas que lo han solicitado (les falta a más de 150.000) y se teme que muchas de ellas se queden sin operar en Bolsa -por ejemplo, vender acciones o invertir en bonos del Tesoro- cuando comiente el año.

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.