Su implantación avanza, aunque persisten dudas sobre cuál es la mejor forma de medir el tiempo de trabajo y desde la Inspección de Trabajo, que áun no ha impuesto sanciones, denuncian la falta de recursos para poder controlar el cumplimiento de la norma. El registro se ha ido implantando en estos tres meses en muchas empresas y se han firmado acuerdos, y aunque persisten las dudas sobre la mejor fórmula para hacerlo, hay procesos de negociación aún abiertos y dificultades en algunos colectivos, coinciden las fuentes empresariales consultadas.

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.