Se pretende reestructurar unas cien mil hectáreas de viñedo, lo que supone aproximadamente un 11 por 100 de la superficie plantada de viñedo a nivel nacional. Asimismo, medidas como las de inversiones o promoción del vino en terceros países, previstas en el Programa, permitirán incrmeentar la capacidad comercializadora en un sector que exporta anualmente por valor de 2.700 millones de euros. Con la aprobación de este Real Decreto se continúa apoyando la mejora de la competitividad del sector vitivinícola español, mediante el refuerzo de sus estructuras productivas, las inversiones para el incremento de la competitividad en la transformación y para la mejora del posicionamiento en los mercados, y la promoción en países terceros, que seguirá incrementando la capacidad de comercialización y de exportaciones. Fuente: Síntesis Diaria,...