En lugar de atenderle un humano en la ventanilla, la interacción entre el cliente y empleado se hace por vídeoconferencia. Las nuevas sucursales se abrirán en 30 mercados muy específicos y  serán físicamente mucho más pequeñas. La idea de estos centros financieros automatizados es que no se limiten solo a la retirada de dinero en efectivo o el ingreso de cheques. Para eso ya están los cajeros automáticos. Se ofrecerán productos como tarjetas de crédito, hipotecas y préstamos para la compra de vehículos. El empleado estará físicamente en una sucursal remota. Fuente: Síntesis Diaria,...