La tendencia muestra un nuevo repunte de la temporalidad en los últimos meses. Para explicar esta tendencia, el principal factor dinamitante es la falta de confianza empresarial, que se extrapola a los procesos de contratación, debido al contexto de desaceleración económica internacional y la inseguridad que genera la subida del SMI a 900 euros que si bien no parece estar frenando la creación de empleo se espera que tenga efecto a partir de septiembre -cuando finalice la campaña de verano-. Fuente: Síntesis Diaria,...