La tasa de paro es del 6,3% y la tasa de empleo supera el 75%, una de las más altas de Europa. Este país tiene un desempleo bajo y una parte importante de la población activa trabajando. No obstante, las empresas danesas quieren más trabajadores, pero no encuentran los perfiles que necesitan en un mercado laboral muy estrecho, que se encuentra cerca del pleno empleo. Las vacantes abundan sobre todo en puestos como electricistas, ingenieros, carpinteros o informáticos.  En estos sectores los salarios están subiendo con fuerza ante la escasa oferta de factor trabajo con esas habilidades concretas. Fuente: Síntesis Diaria,...