el Tribunal Económico-Administrativo Central (TEAC) ha dictaminado recientemente que, si va a cargar contra un tercero, el fisco debe probar primero que este está implicado en un intento de ocultación de los fondos para evitar el pago de tributos. “En este caso la carga de la prueba”, remacha el TEAC, “recae en la Administración Tributaria”, que “no demuestra que los cargos realizados tuviesen la finalidad de vaciar, cuando menos parcialmente, el patrimonio del obligado al pago en perjuicio de la Hacienda pública”. Aunque el fisco argumentó que para aceptar una dación en pago la entidad debía estar al corriente de la deteriorada situación financiera de su cliente y su incapacidad para cumplir con Hacienda, el tribunal asume que para probarlo la Agencia Tributaria “debía haber demostrado” que el banco “contaba con toda la información patrimonial y financiera” del deudor. Fuente: Síntesis Diaria,...