una guillotina que podría desembocar en una ruptura brutal entre el Reino Unido y la UE el 31 de diciembre de 2020. “Estamos preocupados porque el periodo [de transición] va a ser muy limitado”, ha reconocido este martes el vicepresidente económico de la Comisión Europea. La amenaza deja a Bruselas y Londres sin apenas tiempo para negociar un acuerdo comercial que permita mantener la misma intensidad de relaciones comerciales que en estos momentos. Fuente: Síntesis Diaria,...