La CE incluye en un paquete de medidas de impulso a la energía limpia la obligatoriedad de instalar puntos de recarga para el vehículo eléctrico en todos los edificios y aparcamientos tanto públicos como privados. La fecha límite establecida inicialmente es enero de 2021, si bien es cierto que aún deben aprobarse las directivas correspondientes y que el programa europeo establece medidas hasta 2030, por lo que todo ello puede flexibilizarse a lo largo de la próxima década. Los constructores no incluyen la instalación de partida, pero la adaptación es sencilla. El coste  y la dificultad técnica se disparan en bloques de pisos con el contador en el domicilio. Fuente: Síntesis Diaria,...