Que adaptará la legislación española a las disposiciones de un Reglamento comunitario de 2016. Se recogen novedades, tanto en el régimen de consentimiento como en los tratamientos y en la introducción de nuevas figuras y procedimientos. Regula la potestad de los herederos sobre la información de personas fallecidas. Destaca la potenciación de la figura del delegado de protección de datos, persona física o jurídica cuya designación ha de ser comunicada a la autoridad competente, que mantendrá relación con la  Agencia Española de Protección de Datos (AEPD). Fuente: Síntesis Diaria,...