Grandes patrimonios y pensionistas no ha pasado desapercibido en España. Muchos son los traslados al país vecino. Los suficientes para haber puesto en guardia a la Agencia Tributaria (AEAT) que está mirando con lupa que los traslados a Portugal sean reales y no una vía para eludir el pago de impuestos. El Fisco está poniendo en duda muchas de estas deslocalizaciones fiscales y exige que se tribute por el IRPF y el Impuesto sobre el Patrimonio. Si las cuotas a ingresar son superiores a 120.000 euros, se les  atribuye un delito contra la Hacienda Pública. Es el proceder con lo que la AEAT denomina “simulación de residencia fiscal fuera del territorio español”, uno de los objetivos que se marca en el Plan de Control de 2019, como destacan desde la Agencia Tributaria y que tiene en Portugal un control preferente. Fuente: Síntesis Diaria,...