La ley cuenta con muchas mejoras, pero también existen algunas deficiencias. “Todavía muchas empresas no han ajustado sus políticas y procedimientos de privacidad y textos legales a las cuestiones adicionales que introdujo la Ley. La opinión pública pasó por alto cuestiones jurídicamente bastante más relevantes como la oficialización del sistema de doble capa en las cláusulas informativas (que el RGPD no contempla y que habría sido de mucha utilidad para las empresas de haberla conocido antes); la extraña regulación de los canales de denuncias en los programas de compliance; o la regulación de la obligación de bloqueo antes del borrado de los datos, que tampoco abordaba expresamente el reglamento general de protección de datos. Fuente: Síntesis Diaria,...