A pesar de las quejas del sector, el criterio de Tributos es que la montura para gafas graduadas “no adquiere su condición respecto al IVA hasta el momento de su entrega al usuario final con las lentes graduadas montadas. Por dicho motivo, las importaciones y todas las operaciones subsiguientes de monturas para lentes con graduación que no estén ya montadas deben tributar al tipo general del IVA, esto es al 21% desde el 1 de enero de 2015. Y ello es así independientemente de que la importación se realice como producto sanitario. Entre estas actuaciones. de las que da cuenta la AECE, la DGT ha dado instrucciones a todas las Dependencias Regionales de Audanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria para aplicar todo tipo del 21% a las importaciones de todo tipo de monturas, así como de iniciar las correspondientes actuaciones inspectoras para revisar las operaciones efectuadas desde el año 2015 en adelante. Fuente: Síntesis Diaria,...