están produciendo una bajada de un 30% en los precios en este sector, que tiene difícil poder competir con las mieles de otros países. Este año, los productores perderán dinero y no conseguirán cubrir los costes de producción. Una situación ante la que piden un mejor etiquetado del producto para diferenciar la miel con el fin de que el consumidor conozca lo que consume y valore la calidad española. Fuente: Síntesis Diaria,...