Con una deuda de unos 5.000 millones de dólares y más de 1.600 tiendas repartidas por todo el mundo. La compañía se ha visto seriamente afectada por el auge de las minoristas online como Amazon, que sólo el año pasado aumentó en un 24% la venta de juguetes. Los compradores también han optado por tiendas descuento estilo Wal-Mart. Fuente: Síntesis Diaria, S.L.