Las constantes interrupciones del gerente de una residencia de ancianos a una subinspectora laboral de la Seguridad Social durante una visita han costado al centro una sanción de 62.503 euros, como estipula una sentencia de la Audiencia Nacional. La actitud del director supone una infracción muy grave a ojos de la Justicia. Fuente: Síntesis Diaria,...