Actualmente, los consumidores llenan sus despensas en esas grandes superficies, ahora lo hacen en los súper de barrio, más pequeños y más próximos a sus hogares. Los hipermercados han visto cómo muchas cadenas regionales ganaban adeptos, personalizando su oferta con productos locales. El comercio electrónico aún no ha penetrado con fuerza en el segmento de la alimentación, poco a poco va arañando cuota de mercado a las tiendas físicas. El estudio de la consultora Bain & Company, sugiere que la cuota de mercado de los grandes supermercados e hipermercados se reducirá del 70% actual a un 59% en 2025. En el caso acelerado, la cuota de mercado se reduciría aun 48% por la prevalencia de las tiendas de conveniencia y los formatos value. Los fabricantes de productos de consumo podrían tener que adaptarse también a las nuevas reglas. Fuente: Síntesis Diaria,...