Ya que según una reciente interpretación del 1 de abril, la indemnización que reciban por daños y perjuicios en sede judicial debe declararse como ganancia patrimonial en la base imponible general. Según los técnicos de Hacienda, el nuevo criterio de Hacienda “va más allá”, pues muchas de las sentencias establecen que los gastos de defensa jurídica de los preferentistas deben ser asumidos  por las entidades financieras  que comercializaron dichos productos, algo que, según Gestha, la Agencia Tributaria también considera ganancia patrimonial que debe integrarse en la renta general. Fuente: Síntesis Diaria,...