Nueve años después España ha vuelto a convertirse en el país de la Unión Europea con mayor tasa de temporalidad. La destrucción de empleo de la crisis se cebó intensamente con estos trabajadores. El porcenaje de asalariados con emplo eventual cayó al 23% en 2013. Fue comenzar a recuperarse la economía y volver a repuntar este tipo de empleo, que en 2017 alcanzó una media del 26,8% superó por siete décimas a Polonia, el país que ha tenido el dudoso honor de ser el lider durante este tiempo. En estos casi 10 años ha habido tres reformas laborales. La temporalidad sigue enquistada en el mercado de trabajo. En el primer trimeste del año se ha superado la tasa  marcada en el mismo periodo de 2017. Y hasa abril, los contratos eventuales se acecan a los seis millones, un claro síntoma de que el fraude y abuso de esta forma de contratación no remite. Fuente: Síntesis Diaria,...