El auge del contrabando de tabaco picado en los dos últimos años ha contribuido al leve pero continuado descenso de la venta de cajetillas ilegales, que el último año han bajado un 2,4% hasta situarse en el 8,2% del total de cigarrillos vendidos en estancos. Es decir, ante la crisis y el menor precio, el consumidor ha comenzado desde 2014 a consumir más tabaco de liar, según han coincidido los expertos en un congreso sobre el contrabando de tabaco celebrado en Sevilla. Fuente: Síntesis Diaria,...