Que amplia la protección social, establece diviersos incentivos para la empleabilidad y garantiza la calidad en el empleo. Entre las novedades del Real Decreto-ley destaca la recuperación de la edad de 52 años para el subsidio por desempleo, el incremento de la cuantía de las prestaciones familiares y de la pensión mínima de Incapacidad Permamente Total para quienes tienen menos de 60 años. En materia de desempleo de larga duración; la reducción de las cotizaciones de los trabajadores asalariados del Sistema Especial Agrario y un plan de conversión a contratos indefinidos o fijos discontinuos de este colectivo. Además, se impulsan medidas para la prolongación del periodo de actividad de los trabajadores fijos discontinuos en sectores con un alto grado de temporalidad por estar vinculados a la actividad turística. Fuente: Síntesis Diaria,...