Este tiene que ver con que los autónomos que ejercen su actividad en su domicilio sólo pueden desgravarse el porcentaje resultante de aplicar  el 30% a la proporción existente entre los metros cuadrados de la vivienda destinados a la actividad laboral. Ahora, lo que se reclama es volver al estatus anterior, que permitía incluir como gastos contables el 100 de las facturas por servicios como luz, auga, internet o basuras (en la proporción del hogar destinada como oficina). UPTA sustenta su propuesta, en que la entrada en vigor de este cambio ha afectado de manera negativa a la fiscalidad de más de 200.000 autónomos en España que “en muchas ocasiones mantienen un  nivel de ingresos de mileuristas”. Fuente: Síntesis Diaria,...