Fija la obligación del empresario de llevar un registro con la media de los salarios y los complementos de la plantilla, desagregado por sexo y distribuido por grupos y categorías profesionales. Además, los trabajadores tendrán derecho a consultar este registro de sueldos de su empresa, en línea con la nueva legislación sobre transparencia salarial que se aplica desde el año pasado en Alemania. La norma extiende también la exigencia de elaborar un plan de igualdad a las compañías con más de 50 trabajadores y habrá que inscribirlos en un registro público. Fuente: Síntesis Diaria,...