Entre los foros de expertos en la materia. Una solución para la falta de ingresos necesarios para aforntar el pago de las pensiones pasa por “iniciar la edad de jubilación a la esperanza de vida”. Los años ganados en esperanza de vida no se dedican a actividades productivas, sino que suponen una ampliación de la carga de la Seguridad Social, ya que se dispone de ellos en el periodo de jubilación. De ahí, elevar la edad de jubilación “entre los 70 y 75 años” para mantener la contributividad en estos años. La segunda idea que surge para solventar las deficiencias del sistema viene por el futuro del tejido productivo, con una importante presencia de máquinas. Se prevé que estos robots, para cada dos puestos de trabajo que sustituyan (o destruyan), crearán otros cinco de mayor calidad, mejor remunerados y con una mayor aportación a las arcas públicas. Fuente: Síntesis Diaria,...