Después de que el pasado mayo una serie de empresas quedasen bloqueadas por Wannacry, un virus tipo ransomware, ahora otra serie de compañías en todo el mundo han vuelto a sufrir un ciberataque de este tipo que ha parado por completo su actividad. El malware utlizado en la campaña, una variante de la familia Petya, se ha detectado ya en empresas ubicadas en Ucrania y en varias multinaciones con sede en España, según ha detallado el Centro Criptológico Nacional (CCN-CERT), adscrito al Centro Nacional de Inteligencia (CNI), sin aportar más detalles. Funciona de modo pareceido al ya conocido Wannacry: los hackers bloquean todos los archivos y el equipo de los trabajadores y para desbloquearse exigen el pago de una cantidad. En esta ocasión se trata de 300 dólares en bitcoin. Fuente: Síntesis Diaria, S.L....