Con la que condicionará los contratos con empresas externas al cumplimiento de unas cláusulas sociales con el objetivo de mejorar las condiciones laborales de sus trabajadores, el respeto al medio ambiente, el impulso a las pymes y a la economía ética y sostenible. El manual de la contratación pública deberá aplicarse en todos los ámbitos del ayuntamiento, que invierte 590 millones de euros anuales en ello. La guía recoge que el precio no siempre será el factor determinante de la adjudicación de un contrato público, ya que se tendrán en cuenta otros factores laborales y sociales. Así, se priorizarán las compañías que garanticen la estabilidad de la plantilla y una retribución salarial superior a la del convenio del sector al que pertenezca, aunque no serán condiciones obligatorias. Fuente: Síntesis Diaria,...