Sigue “expectante” las noticias y anuncios derivados de las amenazas del nuevo presidente de EEUU a las empresas que fabriquen vehículos en México para el mercado estadounidense. Aunque “es pronto para determinar las consecuencias”, las empresas si asumen que están viendo hasta que punto podrían impactarle el posible establecimiento de unos aranceles a la fabricación automovilística mexicana que se venda en EEUU. Y aunque las compañías son cautelosas, en los despachos se mira con “verdadera preocupación” estos posibles movimientos proteccionistas. Fuente: Síntesis Diaria,...