Que en 2016 sustituyó por un cóctel, al considerar que cuando una “permanencia continuada en el tiempo” del disfrute de este obsequio, la empresa no puede decidir unilateralmente suprimirla. Según consta la sentencia, con fecha del pasado 12 de julio, desde el año 2007 la empresa demandada ha venido entregando a los trabajadores una cesta de Navidad durante “los primeros días de diciembre de cada año”, cuyo importe ha ido incrementándose cada vez más, salvo el año anterior a suprimirla, que su coste disminuyó a cuatro euros para regalar un panettone. Es más los magistrados apuntan que el hecho de la reducción de la cuantía de la cesta se enmarca en la “grave crisis que ha afectado a todos los sectores económicos a nivel nacional” y que la empresa ofreciese este ágape, cuando nunca antes lo había hecho, supone “en cierto modo” asumir “la necesidad de sustituitr una cosa por la otra, en lo que implícitamente pudiere suponer un reconocimiento de la existencia de una determinada obligación”. Fuente: Síntesis Diaria,...