para incorporar jóvenes (más baratos) a sus plantillas, en los próximos 20 años no va a haber un reemplazo de nuevas generaciones suficiente para cubrir las bajas por retiro. Así, las organizaciones tendrán que rediseñar sus estrategias de recursos humanos por completo, explica la consultora People Matters. Extrae su conclusión a la vista de las proyecciones demográficas oficiales que , eso sí, no tienen en cuenta el efecto del alto paro español y los estragos de la crisis. “La única alternativa viable es aprender a trabajar con las senior. Las empresas  van a tener que rediseñar sus programas de formación para ocuparse de los mayores de 50, a los que hasta ahora consideraban menos motivados y no les ofrecían planes de carrera, que suelen diseñarse hasta los 40 años; también tendrán que hacer planes de prevención de la salud e implantación de hábitos saludables, dado que las enfermedades de multiplican entre los 55 y los 67 años, así como replantearse la organización del trabajo, las funciones y las jornadas”, indica Jiménez. La implantación de estas estrategias supondrá un sobrecoste del 20% de la masa salarial de este colectivo.

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.