Hostelería, construcción y comercio son los sectores más afectados por la situación económica adversa del trabajo autónomo, con pérdidas de 1.396, 2.228 y 1.152 activos respectivamente. A pesar de los esfuerzos hechos por las administraciones en la lucha por tratar de insertar en el mercado de trabajo autónomo a miles de trabajadores las medidas parecen no estar dando los resultados previstos. Para la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos, “es fundamental analizar las causas en profundidad de la perdida de activos continuada en estos últimos años, el régimen del RETA se ha convertido en un trampolín hacia la entrada y salida masiva de activos en el sistema, se necesitan políticas de consolidación que permitan asentar el déficit que tenemos en nuestro sistema de cotización y solamente podremos salir del estancamiento en el que nos encontramos a través de reestructurar los incentivos profundizando en la necesaria política de Relevo Generacional”.

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.