Y algunos se plantean la duda de explotarlos como alquiler residencial o turístico. “Es cierto que el alquiler a corto plazo, o llamado alquiler para uso turístico, es más rentable en algunos casos  que el alquiler residencial de vivienda a largo plazo. En total, la rentabilidad si descontamos los gastos en el alquiler a corto plazo, pueden llegar a ser de dos a dos veces y media superior a un alquiler residencial tradicional”. CEO de Alquiler Seguro opina que no es oro todo lo que reluce. “Para que un inmueble destinado a turistas se equipare con un alquiler tradicional, requiere tener una ocupación por encima del 70% y eso es muy difícil sino se da un servicio de hostelería. De viernes a lunes la ocupación se cubre sin problemas, pero de martes a jueves se te queda vacío porque en esos días el perfil del cliente es distinto y busca un hotel que le dé servicios. Nosotros hemos puesto algún inmueble como alquiler turístico y hemos vuelto a ponerlo como alquiler residencial porque no es tan rentable”.

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.