A consecuencias de defectos graves en la carrocería aumentaron casi un 30% en los últimos cinco años, según un estudio que aglutina a expertos en chapa y pintura. En total, en 2017 el parque de vehículos sometido a ITV obligatoria en España, incluidas motocicletas, turismos, vehículos industriales, agrícolas y autobuses, presentó 3,83 millones de defectos en la carrocería, de los que 3,22 eran de carácter leve y 608.407 de ellos eran de carácter grave. La cifra supone un incremento del 12,4% respecto a los datos de 2016 y un aumento mayor, del 14,6%, en el caso de los defectos graves, según el análisis de datos del ministerio de Industria realizado por CertifienFirst.

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.