Respondiendo así a la presión que viene ejerciendo Hacienda en los últimos años hacia estas multinacionales que desvían la mayor parte de sus ingresos a otras sociedades en Irlanda o Luxemburgo, donde el trato fiscal es mucho más favorable. Firmas como Google o Apple han triplicado el pago por el impuesto de sociedades y otras como Amazon o Twitter lo ha incrementado notablemente. Pero siguen declarando una parte mínima de los ingresos reales que obtienen en España.

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.