La urgencia es máxima en el caso de las pymes, ya que no tienen músculo financiero para sostener los salarios ante la caída de la producción y podrían tener que cerrar. También lo es para grandes empresas de los sectores más afectados, sobre todo, turismo y espectáculos y eventos, además de centros educativos y sus proveedores y contratas. El resto de sectores presenta consultas masivas y tiene preparado un ERTE, a la espera de que hoy se materialicen las mejoras que ha reclamado la patronal.

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.