Pese a que los tipos oficiales no subirán hasta septiembre u octubre de 2019. Los últimos datos del Banco de España así lo reflejan. En abril, las nuevas operaciones registraron aumentos en los intereses exigidos en la mayoría de los créditos. Sobresale, eso sí, el segmento “premium” del momento, el del crédito al consumo, que es el favorito del sector por estar en pleno “boom” y por ser el que deja unos intereses más lustrosos. En abril, el tipo medio ponderado de las nuevas operaciones de crédito al consumo se situó en el 7,82%, frente al 7,24% de diciembre de 2017. Se trata del interés más alto desde marzo de 2017 y refleja un encarecimiento del 8% en lo que va de año.

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.