El precio de los alimentos ha pasado de crecer a una tasa interanual del 1,1% en agosto a quedarse estancada en un 0% en el mes de octubre en  la eurozona, según revelan los últimos datos de Eurostat. Los economistas de Société Générale explican que el veto que ha impuesto Rusia a las importaciones procedentes de la Unión Europea “puede ser un factor clave, porque está desembocando en un exceso de oferta alimentaria dentro de la eurozona”. No obstante , en la nota estos economistas creen que “de cara al futuro se producirá un incremento gradual de los precios de los alimentos”.

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.