Y se situaron en 3,20 billones de dólares, una caída de 4.100 millones de dólares en comparación con el mes anterior, según datos difundidos por el banco central chino. Las reservas de la segunda economía mundial se habían recuperado en junio, cuando subieron hasta los 3,21 billones de dólares (un aumento de 13.400 millones de dólares respecto al cierre de mayo) tras dos meses a la baja. Entre noviembre y febrero, el banco central chino perdió buena parte de sus reservas de divisas en un intento de apuntalar el valor del yuan, que se encontraba muy presionado entonces por las salidas de capitales de China y el fortalecimiento del dólar. La autoridad monetaria china también anunció que su reserva de oro aumentó en julio hasta situarse en 78.890 millones de dólares, frente a los 77.430 millones que tenía en junio.

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.