Que han firmado un contrato hipotecario siguen buscando vías para reclamar el impuesto de AJD. El cambio jurisdiccional del Tribunal Supremo que devolvió al cliente la obligación de afrontar el tributo y el posterior intento del Gobierno de zanjar el tema sin retroactividad al cambiar la ley fiscal y estipular que la banca pagará la tasa no han cerrado el melón de las reclamaciones que abrió el alto tribunal el pasado 18 de octubre. La resolución que tomó el 6 de noviembre el Supremo es “irrecurrible” y, por tanto, en este ámbito sólo queda que aquellos que aún mantenían un recurso abierto ante el Supremo antes de que se dictara este fallo, que le consta que los hay, acudan al amparo del Tribunal Constitucional bajo el argumento de que se ha vulnerado el principio de igualdad. A partir de ahí, otros bufetes y asociaciones de consumidores podrían acogerse a la causa. La llegada al Constitucional abriría la puerta a elevar el tema al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo.

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.