Está siendo un foco de conflicto continuo en los tribunales. La Administración insiste en negar la irregularidad, y por tanto la reducción. El Supremo ha vuelto a pronunciarse a favor del beneficio fiscal. El Alto Tribunal quiere acabar con la controversia dejando claro que si las rentas se generan en un tiempo superior a dos años son irregulares. El conflicto surge porque la Administración cuestiona frecuentemente el carácter de irregularidad en muchos de estos honorarios cuando se convierten en habituales. En el nuevo pronunciamiento del Supremo, se ratifica en que la “irregularidad”viene determinada por el hecho de que los ingresos se hayan generado en un lapso temporal superior a dos años. Y explica: “Los rendimientos percibidos por un abogado, en el ejercicio de su profesión, como retribución por sus servicios de defensa jurídica en procesos judiciales que se han prolongado más de dos años y se han percibido a su finalización, en un solo periodo fiscal, deben entenderse como generados en un periodo superior a dos años.

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.