Según los últimos datos de la Oficina Central de Estadísticas (CSO), la tasa de paro ha caído al 7,9%, niveles no vistos desde 2008. La tasa de paro ha caído en más de 7 puntos porcentuales desde los máximos alcanzados en 2012, cuando llegó a superar el 15%. Además, este descenso se ha producido con aumentos de la fuerza laboral, lo que tiene aún más mérito. Expertos economistas alaban el comportamiento de este mercado laboral que se caracteriza por su flexibilidad tanto interna como externa para realizar ajustes.

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.