Debido al sobrecoste que suponen las comisiones, garantías y ventas de productos cruzados que impone la banca. Factores que encarecen el coste al 10%, según un estudio de la fintech Inbonis, que apuesta por adecuar más la tarifa al riesgo automatizando la valoración de la pyme.

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.