Lo que genera un buen número de agujeros por los que se escapa parte de la recaudación, haciendo insuficientes los recursos públicos que el Estado obtiene para financiarse. Esta es la principal conclusión de consenso alcanzada por varios prestigiosos expertos en la materia durante el debate La Fiscalidad personal y empresarial y las nuevas fórmulas en una economía digital. “Los grandes problemas parecen estar en el IRPF”, expone el director de estudios financieros de Funcas. Pone como ejemplo la ineficacia del sistema de tributación por módulos de los autónomos, la existencia de deducciones con poco sentido, como las dirigidas a arrendadores de vivienda, a la baja tributación que afecta a  los pensionistas en un país con un serio problema de envejecimiento de la población.

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.