Ahora es el momento de que los CISO argumenten con más urgencia que nunca a favor de una inversión adicional para mitigar el claro riesgo para los negocios de las multas regulatorias. No hay solución milagrosa cuando se trata de cumplimiento de GDPR, del mismo modo que no hay una forma garantizada de mantenerse 100% libre de sufrir brechas de seguridad. Todo lo que pueden hacer las organizaciones es demostrar que se preocupan por los mejores intereses de sus clientes, siguiendo las mejores prácticas del mercado y los marcos probados y establecidos. Como parte de estas mejores prácticas, recomendamos contar con un enfoque de defensa en produndidad de seguridad que combine una serie de técnicas de protección contra amenazas intergeneracionales en las capas de servidor, endpoint y red.

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.