Que van apuntando múltiples indicadores macroeconómicos desde hace meses ya ha llegado a la actividad del día a día empresarial, según los datos del tercer trimestre del Ecobarómetro. Las empresas están empezando a retrasar sus pagos a proveedores y multiplican el riesgo de incurrir en impagos. Los sectores más afectados son los más fuertes, como la industria, las comunicaciones y el comercio, y también se dan deterioros relevantes en la hostelería y la intermediación financiera. De hecho, todos los territorios y prácticamente todos los sectores registran tasas negativas en capacidad de pago desde el trimestre anterior, algo nunca visto hasta ahora en la serie histórica.

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.