en el que el tejido productivo expulsará a un millón de trabajadores, según el promedio de previsiones de los expertos. No obstante, la recuperación, cuando se produzca, tiene virtualidad para ser más potente que ante una crisis financiera o un episodio bélico porque no se dan todas las circunstancias de uno u otro supuesto. En cualquier caso, las caídas solo de Comercio, Transportes y Hostelería en este trimestre van a recortar un 70% la actividad y tendrán efectos de cola hasta final de año.