Ya son muchas las grandes superficies que cuelgan los cateteles de rebajas, pese a que aún no ha acabado la campaña navideña. Esta situación “ha arrastrado a muchos pequeños y medianos comercios a hacer lo mismo” en aras de dar salida al stockaje que acumulan. Esta cuestión, tal y como denuncian, provoca una pérdida de posibles beneficios en la temporada de otoño-invierno. Reclaman al Gobierno que establezca un periodo estándar para todos los vendedores para “mejorar la promoción y evitar la desorientación del cliente”.

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.