especialmente entre la población joven y menos cualificada, a pesar de que la tasa de paro se ha reducido “rápidamente” durante los últimos años. De este modo, Bruselas califica a España como un país con desequilibrios, pero que no llega al nivel de ‘excesivo’, como sí ocurre con Chipre, Grecia e Italia. Así consta en el informe publicado por el Ejecutivo comunitario con datos de 2018 en el que identifica los desequilibrios macroeconómicos de todos los socios del bloque.

 

 

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.