Se situó en 4.459 millones en el primer trimestre del año, un 14,3% menos que el año pasado. Una mejora que ha sido posible por la mejora de la recaudación tributaria y especialmente del IRPF. El principal tributo del sistema fiscal aportó a las arcas públicas hasta marzo 21.277 millones, un 6,4% más. Un crecimiento que va en línea con las previsiones presupuestarias. No sucede lo mismo en el IVA, cuya recaudación aumentó un 2,8% hasta marzo y se quedó en 19.101 millones. Hacienda señala que, si se descuenta el efecto de la puesta en marcha del Suministro Inmediato de Información (SII), la recaudación avanza un 4,2% y, en términos homogéneos, un 3,6%. Cualquier de estas tres cifras refleja una evolución peor de la prevista.

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.