Una modificación que, a  priori, no estaría relacionada directamente con los dividendos y que, sin embargo, supone un cambio para muchos accionistas que reciben pagos de cotizadas. Y es que todavía hay compañias que emplean el conocido como scrip dividend. La única forma de que no se tribute este año en un scrip hasta que no se venda es optando por recibir acciones nuevas. Todavía hay varias compañias de la bolsa española que utilizan el scrip. Dentro del Ibex, es el caso de varias compañias de la bolsa española que utilizan el scrip. Dentro del Ibex, es el caso de Repsol, Iberdrola, Ferrovial, ACS, Acerinox o CaixaBank. Pero también afecta a aquellos accionistas que vendiesen los derechos de suscripción correspondientes en mitad de otras ampliaciones de capital, como la reciente cerrada por Liber bank o la última de 7.000 millones de Banco Santander. Nada cambia para los dividendos en efectivo, que siguen tirbutando como un rendimiento del capital mobiliario, dentro del IRPF.

Fuente: Síntesis Diaria, S.L.